Imprimir

Producto químico

Producto químico

Los productos indispensables para el mantenimiento de su piscina

 

Para que el agua de la piscina esté limpia es indispensable llevar a cabo un cuidado básico. La regulación del pH, la desinfección del agua y el análisis del agua son los pasos indispensables que hay que realizar desde un buen principio y de forma regular durante toda la temporada de baño. Así conseguirá un agua de calidad estable que le mantendrá protegido a usted y a todos los que se bañen en su piscina.

Regulación del pH

Un pH correctamente ajustado es el primer paso para un agua de la piscina limpia y sana. El pH también es el responsable de que el agua ofrezca una sensación agradable a los bañistas. El valor pH ideal está entre 7,0 y 7,4 y es la base para un cuidado óptimo del agua de la piscina. Si el pH se encuentra por encima o por debajo, no solo perjudica a la piel y el cabello, sino que también los productos de cuidado perderan eficacia. La dureza del agua y la temperatura pueden hacer que el pH oscile, y por eso se debe analizar de forma regular, como mínimo una vez por semana, y ajustar en caso necesario.

Desinfección

Junto con la regulación del pH, la desinfección es otro paso de cuidado esencial del agua de la piscina. Para una gran variedad de microorganismos, el agua de las piscinas es el medio ideal para vivir y reproducirse, y lo hacen tan rápidamente que ésta se vuelve turbia, adquiere mal aspecto y puede llegar a ser insalubre. Un agua impecablemente higiénica es la única manera de mantener bien alejados a estos microorganismos de la piscina.

Análisis del agua

Con un análisis del agua de la piscina y control regulares, se asegurará de que el pH esté bien ajustado y que dentro del agua haya suficiente producto desinfectante

Aplicación